El auge de Internet ha derivado en un cambio en los patrones de consumo de las personas. La comodidad, junto con la facilidad de acceso y la inmediatez, se han convertido en las características primordiales de todo servicio destinado al consumo masivo.

Es por este motivo, que no debe sorprender el hecho de que el público de radio se haya volcado, eventualmente, a la red y que las estaciones tradicionales hayan debido mudar su contenido a plataformas digitales para preservar su audiencia.

La posibilidad de escuchar la programación radial en vivo, además de la reproducción de emisiones viejas y el vínculo con las redes sociales, son hoy en día elementos fundamentales de cualquier estación de radio online.

El surgimiento de radios independientes

La masificación de Internet, que simplifica enormemente la difusión de los contenidos, sumado a un abaratamiento de los costos de producción, derivó en la aparición de una enorme cantidad de radios en línea, por fuera del círculo de las grandes empresas de comunicación.

Con solo contar con una computadora y un micrófono, cualquier persona se encuentra en condiciones de generar una transmisión de radio con alcance global y de dar a conocer sus ideas y gustos musicales a oyentes de todas partes del mundo. Los podcasts, programas generalmente de frecuencia semanal y temáticas diversas, son la consecuencia natural de este fenómeno.

Aplicaciones de streaming de música

Si bien las radios online tuvieron su momento de auge a finales de los años 90 y comienzos de la década siguiente, son pocas las personas que actualmente las utilizan. El mercado ha mutado rápidamente hacia otro tipo de servicios.

Entre los más populares, se encuentran aquellos que permiten a los usuarios acceder a un vasto catálogo de música, entre nuevos lanzamientos y grandes clásicos. Spotify, Apple Music y Google Music, son los que encabezan las preferencias de los consumidores.